Milagro Ocurrido durante el Kizomba Wave

Este fin de semana pasado, mis amigos Ixel y Mau realizaron un exitoso mini congreso llamado “Kizomba Wave” en Puerto Vallarta. Vino gente de diversas partes del país e incluso de fuera, aficionados y maestros de este cadencioso baile de origen Angolano. En esta ocasión, hablaré de un pequeño milagro que ocurrió durante el evento.

Como parte del evento, nos llevamos a los Kizomberos a subir al Cerro de la Cruz en el centro de Puerto Vallarta y desde ahí disfrutar del atardecer mientras bailabamos Kizomba. Yo subí cargando una bocinota. La dejé en una esquina, junto al barandal del mirador e Ixel colocó su celular encima de ésta para reproducir la música.

En algún momento Mau gritó “Foto Grupal, Foto Grupal” y decidimos ponernos de espaldas al mar para que se viera el atardecer. Yo de acomedido (metiche dirián otros) me puse a acomodar a la gente. En eso, le pego a la bocina, y el celular de Ixel sale disparado por los aires hacia el piso inferior del mirador.

Todos miraron al celular girando por los aires 3 metros en caida libre, y luego me voltearon a ver a mi haciendo mis caras de terror. Aunque sólo pasaron un par de segundos de la caida del celular, les juro que a mi se me hicieron larguísimos. Vi en cámara lenta como iba cayendo el celular. Hasta sentí que vi mi vida pasar frente a mis ojos: El primer domingo que me dió mi papá, mi primer sueldo, mi primer aguinaldo… todo lo vi mientras era presa de un ataque de terror de todo lo que me costaría reponerle ese celular a Ixel. (Según yo era de los caros)

Afortunadamente y por obra de un milagro divino de Jesús, Ganesha, Buda y todas las deidades juntas, el celular cayó de lado de tal manera que el hule de la funda que traía amortiguó todo el impacto y luego cayó intacto al suelo, sin ningún rasguño.

Sudando frio yo bajé de volada para recoger el celular y efectivamente, cero rasguños. Ixel, como siempre, súper relajada mientras a mi me estaba dando un infarto. ¡Que buena funda se carga Ixel y que buen paro me hicieron los Dioses! A mi celular le cae un grano de arroz y ya se raya.

El resto de la velada Kizombera fué bastante relajada. Cabe subrayar que más noche en la Bodeguita del Medio, le ayudé a encontrar a una amiga un celular que se le había perdido. Supongo que ese día tuve mucha suerte con los celulares.

Bailando Kizomba
Dancando Kizomba no Cerro Da Cruz, Puerto Vallarta

¡Sorry Ixel por el susto!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Up ↑

%d bloggers like this: